Política de Cookies: Este sitio web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y para ofrecer una correcta experiencia de usuario. Continuar navegando supone la aceptación de nuestra política de cookies.

Monocular térmico Konus Flame 1,5x-3x
Artículo publicado en la revista Trofeo de mayo del 2021. Texto y fotos de Juan Francisco París.

Un gran térmico por poco dinero

Si practicas las esperas, pero aún no utilizas un monocular térmico porque te parece caro, te recomendamos que pruebes el nuevo Konus Flame con zoom 1,5x-3x. Por algo más de 1.200 euros hace fotos, graba vídeos, tiene función wifi y reproduce imágenes con una calidad que nada tienen que envidiar a la de los modelos de mayor gama.


Konus ha introducido este año dos monoculares de la serie Flame. El de la imagen, equipado con zoom 1,5x-3x, es la versión más potente y con mayores prestaciones.


En 2021 Konus, que hasta este año solo comercializaba aparatos de visión nocturna, presentó sus dos primeros monoculares térmicos con los nombres de Flame 0,6x-2,4x y Flame 1,5x-3x, siendo este último el protagonista de estas notas.
Ambos monoculares tienen un diseño exterior que es prácticamente idéntico, pero no se deben confundir porque el modelo Flame con zoom 0,6x-2,4x, si bien reproduce imágenes de alta calidad y tiene un precio realmente tentador –575 euros–, no solo posee un zoom menos potente, sino también prestaciones muy limitadas para usos cinegéticos.


Sin embargo, el modelo Flame con zoom 1,5x-3x, aunque es más caro –1.279 euros– es capaz de detectar y reconocer objetos, personas y animales a mayor distancia, razón por la que lo hemos elegido como protagonista de estas notas. En concreto, puede detectar un objeto tipo coche a 1.353 m y reconocer e identificar blancos del tamaño de una persona a 110 y 55 m, respectivamente, por lo que es apropiado para tareas de vigilancia y gestión cinegética por las razones que se indican más adelante, aunque su principal utilidad en caza son las esperas o la caza a distancias medias-cortas (ver ficha de especificaciones).

En la base se encuentra el puerto USB y la rosca para poder usarlo montado en un trípode.


Completo y nítido

El nuevo térmico Konus Flame 1,5x-3x está pensado para poderlo utilizar con una sola mano porque su objetivo es autofocus y tiene un diseño exterior alargado –en forma de uso, similar al de muchos otros monoculares térmicos que hemos tratado en estas páginas– con los mandos situados en fila en la parte superior, por lo que se pueden alcanzar fácilmente con los dedos. Sin embargo, es mucho más ligero y tiene unas dimensiones más reducidas que los térmicos que habíamos visto hasta ahora: solo pesa 250 gramos y mide 15,8 x 6,1 x 5,7 cm, por lo que se puede portar muy cómodamente.


Entre sus características más importantes destacan su pantalla de 1024x768 px, sensor de óxido de vanadio que ofrece una resolución máxima de 384x288 píxeles y un objetivo de enfoque automático con lente de 15 mm. Es resistente al agua y sumergible durante 30 minutos; está sellado contra el polvo y posee una batería de litio recargable que le proporciona 5 horas de funcionamiento continuo con la conexión wifi desactivada, así como indicador del estado de la batería en la pantalla.

Especialmente la paleta rojo caliente –red hot– me ha parecido utilísima porque destaca rápidamente todos los puntos calientes que hay en el campo visual


Los Konus Flame son autofocus: no es necesario enfocar su objetivo.

El Konus Flame se puede usar con estas 4 paletas de colores: black hot; white hot, red hot y fusión.

La rueda dentada que se aprecia a la izquierda del ocular es el mando de regulación dióptrica. Se utiliza para ver nítida la pantalla.


Es apropiado para tareas de vigilancia y gestión cinegética, aunque su principal utilidad en caza son las esperas o la caza a distancias medias-cortas

Tiene una memoria interna de 16 GB y está equipado con la función para encontrar el punto más caliente en todos las tomas o imágenes, que se pueden percibir en la pantalla en cuatro colores o paletas de color:
> Negro caliente: imagen en blanco y negro con las zonas calientes resaltadas en negro.
> Rojo caliente: en blanco y negro con las zonas calientes resaltadas en rojo.
> Blanco caliente: en blanco y negro con las zonas cálidas resaltadas en blanco –esta paleta se recomienda para uso general–.
> Fusion: imagen infrarroja formada por un conjunto de colores que resaltan más la visión 3D.

Además, y no menos importante, hace fotos y vídeos y posee función wifi que permite visualizar las imágenes, incluso en tiempo real, en el teléfono móvil de otra persona, lo que es muy útil cuando se realizan tareas de gestión cinegética. Cabe añadir que se suministra con correa para la muñeca, tapa del objetivo, funda de neopreno, cable USB, instrucciones, garantía y toallita para las lentes.


Se suministra en estuche de cartón con funda de neopreno, cable USB, tapa del objetivo y correa para la muñeca.


Muy fácil de utilizar

Otra característica importante del Konus Flame 1,5x-3x –y del 0,6x-2,4x, pues se manejan igual– es que es un monocular muy fácil de utilizar, incluso con una sola mano, por lo que se ha dicho sobre su objetivo con enfoque automático y porque está pensado para usarlo a distancias medias-largas.
Lo primero que hay que hacer es conectar la pantalla presionando durante unos segundos el botón de presión más cercano al objetivo, que es el de encendido y que también sirve para desconectar la pantalla –volviéndolo a presionar unos segundos– o bien para que entre en modo de espera –presionándolo brevemente–.

Hecho esto podemos utilizar los siguientes botones o mandos situados en línea para las siguientes funciones:

  • Adquisición de imagen. Está situado a continuación del de encendido: al pulsar hace una foto y al mantenerlo pulsado graba vídeo.
  • Modos: situado en tercer lugar, cada vez que se pulsa brevemente se cambia la paleta de colores. Manteniéndolo pulsado se accede al menú (cómo navegar por este es fácil y, además, se explica en el manual de instrucciones).
  • Zoom: es el último botón, el más cercano al ocular: al pulsarlo se incrementa sucesivamente el zoom digital en tres pasos hasta llegar al aumento máximo de 3x y luego vuelve a 1,5x.


Es mucho más ligero y tiene unas dimensiones más reducidas que los térmicos que habíamos visto hasta ahora


Un monocular de primera.


El hecho de que sea muy fácil de utilizar, pero, sobre todo, la calidad de sus imágenes es lo que más me ha gustado de este nuevo térmico que he probado de día y de noche en varios escenarios en todo su rango de alcance, con todas las paletas de colores y zoom.
A las distancias cortas a las que usualmente se realizan las esperas se puede usar con una mano perfectamente, incluso con el zoom a plena potencia. La única dificultad que he tenido es que al principio me equivocaba de mando y, por ejemplo, al querer cambiar de paleta de color, pulsaba el zoom y otro botón, porque todos los mandos tienen el mismo tamaño y si no los vas contando puedes presionar el que no es.



Sobre el cuerpo y de izquierda a derecha se encuentran los siguientes mandos tipo botones de presión: encendido, adquisición de imagen, modos de imagen y zoom.


Especialmente la paleta rojo caliente   –red hot– me ha parecido utilísima porque destaca rápidamente todos los puntos calientes que hay en el campo visual y, luego, con la ayuda del zoom, puedes identificar mejor de qué tipo de blanco se trata. Con esta paleta, de día o de noche, casi que me parecía que estaba viendo imágenes reales, solo que en blanco y negro.
También me ha parecido muy interesante la Fusion y estoy de acuerdo con Konus que resalta más la visión 3D.
En resumen, un monocular térmico de primera que tiene un alcance reducido, por lo que es ideal, entre otras aplicaciones, para utilizarlo en esperas. Por 1.279 euros no se le puede pedir más, porque reproduce imágenes que tienen una calidad similar o incluso superior a la de muchos monoculares térmicos que he probado y que cuestan tres o cuatro veces más. Producto totalmente recomendable.

FICHA TÉCNICA


TIPO: Monocular térmico con wifi y cámara de fotos y de vídeo.

RESOLUCIÓN DE IMAGEN: 384x288 px.

FRECUENCIA: 50 hz.

NETD: menor de 35 mK.

ALCANCE:
– Blancos del tamaño de un coche: 1.353 m (detección); 338 m (reconocimiento) y 169 m (identificación).
– Blancos del tamaño de una persona: 400 m (detección); 110 m (reconocimiento) y 55 m (identificación).

ÁNGULO DE VISIÓN (GRADOS): 24,55ºx18,9º (HxV).

DIMENSIONES: 15,8 x 6,1 x 5,7 cm.

PESO: 250 gramos.

OTRAS CARACTERÍSTICAS:

  • pantalla Oled de 1024x768 píxeles.
  • Apertura: F1.0. 16 Gb de memoria interna.
  • Acoplable a trípode (rosca 1/4” en la base).
  • Cuatro modos de visualización: Fusion (imagen infrarroja), red hot (imagen en blanco y negro con zonas cálidas resaltadas en rojo), white hot (imagen en blanco y negro con zonas cálidas resaltadas en blanco), black hot (imagen en blanco y negro con zonas cálidas resaltadas en negro).
  • Batería de litio recargable integrada con cable USB tipo C para trasladar archivos y recargar la batería mediante conexión a ordenador o bien conectando el cable a un adaptador 5V DC/2A 2W (no incluido).
  • Control a través de aplicación móvil: mediante un smartphone y la app T-Vision puede conectarse al hotspot wifi que genera el monocular, lo que permite tomar fotos y vídeos y visualizarlos en tiempo real en el smartphone, así como configurar los ajustes.
  • Autonomía de la batería a una temperatura de 25 ºC: 5 h. de funcionamiento continuo con conexión wifi desactivada.
  • Temperatura de funcionamiento: -20ºC a 55ºC.
  • Sumergible hasta 1 m (IP-67).
  • Se suministra con correa para la muñeca, tapa del objetivo, funda de neopreno y cable USB, instrucciones, garantía y toallita para las lentes.